MAS BUENOS QUE DIOS?

Lucas 10:41 Reina-Valera 1960 (RVR1960) Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. 

Es interesante que a veces queremos ganarle a Dios en el famoso juego de "ser buenos", como si alguien fuera capaz de ganarle, pero aún así se atreven a jugar. Aún no me queda claro cómo es que solemos adoptar esa posición de pretender ser "buenos" para agradar a Dios siendo que a nosotros mismos no nos agrada la gente buena, pues tenemos la tendencia a creer que son falsas y convenencieras y sin embargo pretenderemos que la misma actitud que rechazamos, sea aceptada, agradable y nos acerque a Dios. 
 Como lo he comentado en este espacio, cada persona tiene su propio concepto de bondad, por tanto, es difícil tomar la bondad como un concepto para medir a las personas y por medio de ello, poder asegurar que agradamos a Dios, no lo cree?, ahora bien, también hay muchos modos de llegar a esa famosa bondad, ya que cada persona mide esa bondad de acuerdo a sus gustos y sus intereses. 
Esto que le cuento no es nuevo, la cita de hoy viene de la historia de 2 hermanas, cuya familia era amiga personal de Jesús y a donde entiendo Jesús acudía con regularidad, ya que se sentía cómodo entre ellos y es interesante que ambas hermanas (Martha y María) toman actitudes diferentes ante Jesús, de acuerdo a su conocimiento de quien era Él y como podían agradarle mientras les visitaba. Es un hecho que ambas entendían quien era Él, sabían que no le tenían mucho tiempo entre ellas, por tanto era una oportunidad prácticamente única el tenerle en casa, nadie sabía cuando sería la siguiente vez que le verían, o si le verían en lo absoluto, por tanto Martha decidió ser la anfitriona perfecta, la trabajadora impecable que le atendiera como un Rey, aquella que fuera recordada en su mente como la que hizo todo y le proporcionó todo lo que necesitaba. Martha tenía su propio concepto de bondad, pero no entendía que su concepto de bondad no le beneficiaba en lo absoluto a Jesús y no tenía nada que ver con Él, sino solamente con ella, sin darse cuenta, ella estaba trabajando en su propia imagen y no en el hecho de que Jesús iba de visita y quería estar entre ellos y no el ponerlos a trabajar. María por su parte entendió esto, sabía que eran pocas las ocasiones que tendría oportunidad de platicar con Él y explorar su corazón, por tanto así hizo y fue reprendida por Martha quien esperaba que su hermana imitara su impecable ejemplo. 
A muchas personas no les queda claro el hecho de que la fe no viene por las obras, es decir, el mucho hacer no nos va a hacer creer mas, ni nos da un lugar especial en el Reino de los Cielos, de hecho si lo vemos en la palabra de Dios, primero tenemos que creer, para luego actuar de acuerdo a esa fe que tenemos, pues la misma palabra declara que la fe sin obras es muerta, lo se, pareciera que se contradice, pero no es así, solo establece el orden. 
Piénselo de esta manera, ambas, tanto Martha como María sabían quien era Jesús y creían en ello, pero su objetivo era diferente, una pretendía que su nombre fuera recordado en el Reino de los Cielos cuando Jesús ascendiera, la otra por su parte entendió que el mismo que estaba vivo entre ellas, sería quien alguna vez se sentara a la diestra del Padre, por tanto, por qué no aprovechar y pasar un buen tiempo de intimidad con Él, tal como haría cuando se reencontraran en la eternidad, no era para eso que estaba entre ellas? Justo como sucedió en la escena que le describe la Biblia, nos sucede hoy, usted puede hacer mil y un cosas tratando de agradar a Dios, pero sabe, si no tiene intimidad primero con Él, de nada le va a servir, pues por sus obras y lo bien que se ve, no va a lograr nada, pero una palabra que logre susurrar Él en su oído, transformarán toda su vida y cambiarán toda su perspectiva. Por favor deje de actuar como si pudiera engañar a Dios y pensar que por hacer muchas cosas "buenas"se acerca más a Él, mejor haga cosas que le acerquen a su corazón y tenga como objetivo el estar tan cerca que escuche los latidos de su corazón y sienta el mover de su pecho, cada vez que Él suspire pensando en usted, le parece?

0 comentarios: