Buscar

Cargando...

ONCE BENDICIONES PROFETICAS


Creo en milagros, porque creo en Dios.



Muchas de las bendiciones que Dios desea que nos las apropiemos, estan en su palabra, en este caso la lista está en Isaías 65.17Creo en milagros, porque creo en Dios.


Creo en milagros, porque creo en Dios.
Estamos en un tiempo sobrenatural, tiempo de milagros, de sanidades divinas, de prosperidad, de rompimientos de ligaduras y yugos. Si crees y guardas estas palabras en tu corazón, dejándolas crecer, con toda seguridad celebrarás una Navidad Diferente.
En el Libro del Profeta Isaías, capítulo 65, del verso 17 en adelante, se halla una Palabra de Dios, reveladora que cambiará el curso de tu vida, más allá de las situaciones o circunstancias que estés atravesando.


Recuerda: Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


1 “Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.” <>Creo en milagros, porque creo en Dios.Dios hace algo nuevo. Delante de ti hay caminos nuevos, cosas nuevas. Milagros que hasta ahora no habían ocurrido, sucederán en tu vida. Dios corta con lo malo del pasado, ese pasado que no te deja avanzar y te mantiene estancado. Ese pasado que te hace mirar siempre para atrás. Desde ahora tendrás pensamientos de paz y de un futuro mejor. Dios te libera del pasado para bendecirte ahora y en adelante.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


2 “Mas se gozaran y se alegraran para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo. Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo;”Creo en milagros, porque creo en Dios.La tristeza y la amargura se han ido para siempre. Eres llamado por Dios a gozarte y alegrarte. Dios pone su manto de alegría sobre tu vida, tu familia y todas tus cosas. No te extrañe que al despertar mañana lo hagas con una sonrisa en tus labios. Tu gozo y alegría vienen de un Dios que se goza y se alegra junto a ti. Se goza y alegra cuando entras en su presencia (Jerusalén) y cuando haces tus labores.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


3 “Y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor.”<>Creo en milagros, porque creo en Dios.A partir de hoy enfrentarás la vida, con la seguridad de que todo te saldrá bien, y lo que se presenta como imposible, Dios lo transforma en posible. Si Dios dice: “Nunca más” es nunca más. Por lo tanto no te sueltes de Su mano, pon siempre primero a Dios y tu camino será para arriba y para adelante. Toda voz de de lloro y todo sufrimiento ha desaparecido de tu vida, de tu mente, de tu corazón. He aquí hago algo nuevo, dice el Señor.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


4 “No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla; porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito.” Creo en milagros, porque creo en Dios.Esta es una bendición para los hijos, para los padres, para los niños y los adultos. La promesa dice que los niños vivirán llenos de días y los adultos vivirán días llenos de prosperidad. Días cumplidos significa: Jornadas exitosas. Dios guarda los cuerpos de toda enfermedad, guarda tu mente y sobre todo tu corazón. Tendrás salud para disfrutar y compartir. Ideas de oro rondarán en tu cabeza y tu corazón será lleno del Espíritu Santo.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


5 “Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas.”Creo en milagros, porque creo en Dios.
Llegó el tiempo de hacer y de emprender. El tiempo soñar y de construir. Tiempo de disfrutar de las cosas que siempre has soñado. Lo que hagas y emprendas te dará fruto y comerás de él. Este es le tiempo para vivir en la casa que siempre has querido y morar en ella seguro y confiado en que nadie tocará tu morada. Es tiempo de hacer negocios y prosperarás.Creelo prosperarás!
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


6 “No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma;” Creo en milagros, porque creo en Dios.Ya se terminó el tiempo de perder. Es el tiempo de ganar, de la alegría, de la prosperidad. Justo antes de la Navidad, para que celebres una Navidad diferente. El espíritu que te robaba, que te quitaba lo que es tuyo, que te hacia perder, ya se fue, soltó tu vida. Dios lo echó fuera, porque has decido poner primero a Dios y Dios te pone primero a ti.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


7 “Porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo,”
Creo en milagros, porque creo en Dios.
Larga vida viene para ti. Se dice que los árboles viven entres 100 años en adelante, algunos llegan a los 700 años. El secreto para que vivan muchos años, está en la raíz. Cuánto más profunda la raíz, más vida llega tener el árbol. Como ya te diste cuenta, de tu profundidad en las cosas de Dios dependerá tu larga vida. Pero sé que tu amas a Dios y lo buscas cada día más, tus raíces son profundas! Tu vida será larga y hermosa.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


8 “Y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos.” Creo en milagros, porque creo en Dios.
Hay muchas personas que no disfrutan la obra de sus manos. Trabajan para solucionar problemas del pasado. Pero ese tiempo se terminó. Diariamente van sus trabajos enojados y de malhumor. Tu eres un escogido de Dios y si o si disfrutarás de las obras de tus manos. No dejes tus manos quietas, ni cerradas. Comienza a hacer y a emprender y en todo tendrá éxito.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.

9 “No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición;” <>Creo en milagros, porque creo en Dios.Viene el tiempo del trabajo recompensado y de dar a luz para bendición. Haz el trabajo donde fluyes como en río. Siéntete como pez en agua en tu trabajo y si así no fuera no desesperes, sé fiel en lo poco y Dios en lo mucho te pondrá. Todo trabajo que realices será bien recompensado y todo lo surja de tu creatividad, nacerá para bendición de muchos.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


10 “Porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos.”
Creo en milagros, porque creo en Dios.
Tú eres especial y los que amas son especiales. Te recuerdo que eres linaje bendito de Dios. Eres linaje real y llamado para estar arriba y no abajo. La bendición es para ti y los tuyos. Eres bendecido, tu y todas cosas y los que amas. Tus descendientes son bendecidos porque tu eres del linaje de los benditos de Dios
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


11 “Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.”Creo en milagros, porque creo en Dios.
Esta bendición se resume en la palabra: Antes. Dios va adelante. El mira tu vida y ve todo y se adelanta a los acontecimientos. Dios ya lo sabe y responde para bendecirte y guardarte, para darte el deseo de tu corazón. Habla de sueños, de tus proyectos. Cuando hablas de las cosas que anhelas hacer, Dios oye desde los cielos y EL moverá su mano para que todo anhelo de tu corazón se realice de manera concreta.
Lo que produce milagros no es lo que sabemos, sino lo que creemos.


“Gracias Padre celestial, por estas once bendiciones proféticas. Ellas llenan mi vida y satisfacen mi corazón. Creo en milagros y decreto que cada una de estas bendiciones proféticas se cumplen en mi vida a partir de ahora. Creo que celebraré una Navidad diferente. Decreto que camino en lo sobrenatural de Dios. Milagros ocurren en mi vida, en mis cosas y en los que amo. Soy un bendecido de Dios, salvo, prospero, sano, libre. En el nombre de Jesucristo, amén y amén.”


Desde lo Alto