10 MANDAMIENTOS DE LA FAMILIA

La familia debe ser un lugar agradable para vivir, un lugar seguro para llegar, un refugio emocional para todos. Todos deseamos vivir en una familia saludable, fuerte y estable, porque esta se extiende en el tiempo a partir de los hijos.
Los hijos se levantan sobre la construcción que hemos hecho en sus vidas. Por lo que a todos nos corresponde dejar un legado a las nuevas generaciones. Esta es la razón por la que debemos poner un fundamento que permita a la familia vivir en un ambiente donde tenga sentido de pertenencia, alegría de vivir, sepamos resolver las diferencias, y podamos comunicarnos saludablemente. Pero también debe ser el lugar donde prevalezca el abrazo, las palabras de afirmación y la aceptación.
Las familias se fundamentan sobre los valores que han abrazado como propios y estos se evidencian en la convivencia cotidiana.
Los valores son los rieles sobre los cuales vamos a construir nuestro proyecto de familia. Esta es la razón por la que debemos tener claros los diez mandamientos que deben vivir todas las familias saludables.
1. Aceptación. Aceptamos a cada miembro de la familia tal cual es.
2. Eliminado los gritos, la agresión, los sobrenombres que descalifican y el menosprecio.
3. Amor. Nos expresamos amor abiertamente entre todos los miembros de la familia.
4. Legado. Los padres dejamos un legado a las nuevas generaciones.
5. Somos solidarios, nos servimos mutuamente. Todos colaboramos en casa.
6. Perdón. Pedimos perdón cuando hemos lastimado y hacemos prevalecer la reconciliación. Resolvemos nuestras diferencias, y no acumulamos resentimiento.
7. Somos felices. Decidimos reír y disfrutar nuestra convivencia.
8. Somos optimistas y nos motivamos mutuamente. Por eso, somos agradecidos los unos con los otros.
9. Le damos valor a la palabra. Cumplimos lo que prometemos.
10. Amigos. Los miembros de la familia somos amigos. Tenemos confianza, y somos cercanos, a tal punto, que nos extrañamos y deseamos estar cerca.
Comprendemos que los valores no se imponen, se viven, se modelan y se inspiran. Por eso edificamos no a partir del discurso, sino a partir de la convivencia. Esto le da coherencia a nuestro comportamiento.
Para lograr construir familias fuertes y saludables, debemos hacer prevalecer la humildad, sobre la arrogancia, la identificación sobre el egoísmo y el amor sobre el menosprecio. Por eso, nos elogiamos mutuamente y nos concentramos en reconocer las virtudes antes que los defectos.
Quien sabe lo que tiene lo protege, lo cuida, y toma decisiones. Elija los diez mandamientos que regirán su familia.

LOS OBSTÁCULOS DEL AMOR

El corazón es el órgano spiritual que puede ser inundado por el amor de Dios o volverse frío y distante con Él. Esa es la razón por la que se le menciona primero en el primer y gran mandamiento: “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón” (Marcos 12:30).
En última instancia, el amor de Dios no puede ser obstruido. Pero podemos reducir su fluir a través de nosotros si permitimos que cualquiera de los tres obstáculos que se describen a continuación evita que nuestro corazón sea lleno de amor por Cristo.
Obstáculo 1: Incredulidad
El comienzo de nuestro enamoramiento con Jesús es que confiamos en que el Espíritu santo pondrá en nuestro corazón la misma fe de Cristo para que creamos en la Escritura. La palabra principal que Jesús habló con respecto a nuestro enamoramiento con Él se encuentra en Juan 17:26: “Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos”. Por lo tanto, la fe siempre debe ser el primer aspecto de cualquier avance espiritual. No podemos amar a Jesús hasta que confiemos en que Él sea en nosotras lo que Él requiere de nosotras (1 Corintios 1:30). El cristianismo no es una forma de vida en que hacemos más y más, y por lo tanto aparentamos ser más como Cristo. El cristianismo es una forma de vivir en la que nos quitamos de en medio cada vez más y seguimos a Cristo, para que Él se manifieste a través de nosotras (2 Corintios 4:10-11).
 Obstáculo 2: Falta de perdón
 Un segundo obstáculo para que fluya el amor de Cristo a través de nosotras es la falta de perdón. Siempre debemos recordar el incalculable amor de Dios en su perdón de nuestros pecados pasados mediante Cristo Jesús.
Extenderles un completo perdón a quienes pudieron habernos ofendido es clave para mantener nuestro corazón abierto y permitir que el amor de Cristo fluya a través de ellos. Pablo dijo que debemos comprometernos a vivir “perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros” (Colosenses 3:13). Por nosotros mismos somos incapaces de perdonar a los demás como Él nos perdonó: completamente y para siempre. Pero el amor divino de Cristo a través de nosotras hacia los demás conlleva su perdón para los demás.
Obstáculo 3: Un corazón dividido
 La Biblia nos dice que otro impedimento importante para que amemos a Jesús como su Padre lo hace es un corazón dividido. Para que el amor divino sea efectivo, nuestro corazón necesita estar completamente disponible para que Cristo more en él. Debemos ser fortalecidos con poder mediante el Espíritu de Jesús en nuestra persona interior, “para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones” (Efesios 3:17).
Por lo tanto, propóngase conocerle de verdad, y aprenda a amarlo por sobre
todas las cosas. No permita que el enemigo la engañe al decirle que existen búsquedas
igualmente gloriosas y logros igualmente grandes. No los hay. Él es el galardón,
y cuando usted le busca a Él, todas las cosas, le son añadidas (Mateo 6:33;
Romanos 8:32; 1 Corintios 3:21-23; Colosenses 2:10).

GRATITUD QUE ALEGRA EL CORAZÓN

Cada nuevo día tenemos la oportunidad de levantarnos con una buena actitud que nos impulse a sonreír, creer que todo va a salir bien y a confiar en Dios. 
Si queremos avanzar con pasos firmes debemos tener a mano las herramientas que nos ayuden a disfrutar de cada día, recordemos lo que Jesús nos dijo en Juan 10:10 “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”, parte del propósito de Dios para nuestra vida es que seamos felices y disfrutemos acá en la tierra de las bendiciones que ya tenemos (lee Efesios 1:3).
Cada día estamos frente a un milagro, sin embargo, por las carreras diarias, podríamos no estar prestando atención a esos detalles que buscan llamar nuestra atención. Es tiempo de bajar el ritmo, levantar nuestra mirada al cielo, dar gracias por todo lo que tenemos y por lo que aún no ha llegado, esto sólo lo puede hacer un corazón que ha decidido caminar por fe, confiando en Aquel que es Todopoderoso.
Podría decirte que es tiempo de quitar la queja y poner gratitud, esto cambiará radicalmente lo que hablamos y pensamos. Si en este momento realizáramos un autoexamen sobre nuestro grado de queja y gratitud diaria, ¿cuál porcentaje sería más alto?
El diccionario define la gratitud como una apreciación, sentimiento, emoción o actitud que reconoce un beneficio que ha recibido o recibirá. ¡Wow! Si caminamos bajo esta verdad podríamos decir que cuando tenemos gratitud estamos demostrando nuestra fe y confianza en que Dios está al control, y aun cuando aquello que esperamos no ha llegado Él todo lo tiene bajo su cuidado. Confiar en Dios es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera. Es estar convencido de que algo existe, aun cuando no se pueda ver (basado en Hebreos 11:1)
Es necesario aprender a dar gracias no sólo cuando ya tenemos el milagro, sino cuando nuestros ojos físicos no ven nada, eso es fe. El abrir nuestra boca y dar gracias por todo trae fortaleza, gozo y paz. Sabemos que nuestras palabras tienen poder creativo.
“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús” (I Tesalonicenses 5:18). Si prestamos atención a este versículo nos vamos a dar cuenta que la voluntad de Dios es que demos gracias por todo, esto incluye los buenos y no tan buenos momentos.
Todos los días estamos expuestos a compartir con muchas personas. Sin duda alguna nos hemos topado con personas positivas, que sonríen, que hablan bien y que cuando uno se despide siente paz en el corazón. Pero a la vez hemos compartido con personas que nos “cargan”, son negativas y se quejan de todo. ¿En qué grupo queremos estar? Sin duda alguna en el primero, pero para eso tenemos que trabajar y aprender a hablar bien, dando gracias a Dios por todo y en todo momento.
¿Sabes por qué a Dios le gusta ver en nosotros un corazón agradecido?
1.- Cuando somos agradecidos le damos la Gloria a Dios ( II Corintios 4:15)
2.- Un corazón agradecido reconoce la bondad de Dios (I Timoteo 4:4)
3.- Un corazón agradecido es característica de un adorador (Salmo 100:4)
4.- La gratitud es reflejo de obediencia a Dios. (I Tesalonicenses 5:18)
5.- La gratitud multiplica las bendiciones. (Mateo 25:4-28)
6.- Un corazón agradecido, trae gozo y paz. (Salmo 118)
7.- Un corazón agradecido, conmueve el corazón de Jesús. (Lucas 17:11-19)
En este pasaje bíblico vemos como 10 recibieron un milagro, pero solo uno se devolvió a dar gracias. Muchas son las veces que hemos sido parte de los “9”, Dios hace un milagro y nos acostumbramos, porque hemos perdido la capacidad de asombro. Hoy es un buen día para empezar a dar gracias por todo, sea grande o pequeño.
“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho” (Filipenses 4:6).
El secreto de tener paz y fuerzas nuevas radica en preocuparnos menos, orar y confiar más, esto nos ayudará a fortalecer nuestra relación con Dios de una forma sorprendente.
Consejos prácticos:
n  Elimine las frases negativas y de queja.
n  Controle lo que sí puede controlar, esto es, su actitud ante los retos diarios.
n  Hágase rodear de las personas correctas, que sean positivas y agradecidas.
n  Sea perseverante, tenga confianza en Dios y en usted mismo.
n  Aprenda de los errores.
n  Aléjese de las personas negativas.
n  Tenga metas y alcáncelas.
n  Hable siempre bien de usted y los demás.
n  Sea agradecido en todo.

SECTAS Y RELIGIONES

Contenido:

Secta o Religión:

Lección 1: ¿Qué es una secta?
                 ¿Qué es la religión?

Sectas y Religiones:

Lección 2: Cristianismo
                 Catolicismo
                 Judaísmo
Lección 3: Islamismo
Lección 4: Hinduismo
Lección 5: Budismo
Lección 6: Testigos de Jehová
                  Mormonismo
Lección 7: Adventismo
                 Sólo Jesús
                 Ciencia cristiana
                 Dios es amor
Lección 8: Secta Moon
                  Masonería
Lección 9: Nueva era
                 Astrología
                 Tarot
                 Medicina alternativa
Lección 10: Religiones afro-brasileñas
                   Ocultismo

IGLESIA SIMPLE

Ya ha comenzado la revolución de lo sencillo. Las ideas sencillas están cambiando el mundo. Una prueba de ello es el diseño del reproductor de música iPod y la discreta página inicial del buscador Google en Internet.

El libro Iglesia simple convoca claramente a los cristianos a volver a los métodos sencillos de evangelización de Jesús. Por decirlo de algún modo, "sin bombos ni platillos".

Los autores, Thom Rainer y Eric Geiger, se basan en estudios de caso realizados en 400 iglesias estadounidenses para demostrar que, muy a menudo, el proceso de hacer discípulos se ha vuelto demasiado complicado.

Las iglesias simples están prosperando, y lo logran porque se toman en serio estas cuatro ideas: Claridad. Movimiento. Alineación. Enfoque. En la obra se examina cada idea para demostrar sencillamente por qué ha llegado la hora de simplificar.

7 PROMESAS DE DIOS EN EL SALMO 91

Salmo 91:1

“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.”

¿Te has parado a pensar últimamente en lo que significa morar bajo la sombra de Dios? Quizás no siempre podamos verlo o sentirlo, quizás a veces olvidemos que está ahí o si nos ha abandonado ante las situaciones difíciles que atravesamos. Pero Su protección es real. Dios no nos olvida ni nos ignora. Su amor es demasiado grande para abandonarnos a nuestra suerte.

Ante cualquier problema que enfrentamos, Dios es el refugio al que siempre podemos correr, es nuestro lugar seguro. Pero muchas veces, en medio de las dificultades de la vida intentamos hacer las cosas por nosotras mismas, olvidando que necesitamos la protección de la presencia de Dios.

El Salmo 91 está lleno de la bondad y el poder de Dios. Grandes recordatorios de que Él obra fielmente a favor de aquellos que lo aman. En él encontramos siete promesas, siete razones por las que no debemos temer cualquier situación que estemos enfrentando:

Salmo  91:14 -16

Por cuanto en mí ha puesto su amor,  yo también lo libraré; Le pondré en alto,  por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará,  y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación.

Dios nos librará.
Dios nos pondrá en alto.
Dios nos responderá.
Dios estará con nosotras en la angustia.
Dios nos glorificará.
Dios nos saciará de larga vida.
Dios nos mostrará Su salvación.

Estos versículos finales del Salmo 91 son una confirmación de lo que Dios ya ha dicho en todo el Salmo: si permaneces en El, tienes la recompensa de saber que siempre estará contigo, que te protegerá y te guardará de cualquier peligro, que mandará a sus ángeles para que te guarden, que vencerás en cualquier situación que te desafíe, que te desaliente, en cualquier aflicción o dolor.

¿Te has dado cuenta de qué necesitas hacer tú para poder obtener estas promesas de Dios?


Por cuanto en mí ha puesto su amor,  yo...


Lo único que Dios pide de nosotras para darnos Sus promesas es amarle. Nada más.

No lo dudes, Dios obra en favor de aquellos que lo aman y honran Su nombre. El es bueno todo el tiempo. Confía en las promesas que nos da en este hermoso salmo.

LAS FUNCIONES GENERALES DE UN PROFETA

Un profeta es un vaso. Dios depura sus vasos. Dios quitará las impurezas de tu vida. Tienes que convertirte en materia prima para ser un vaso profético. Pasa por el proceso. Deja que el fuego queme.
“Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar” (Jeremías 1:10). ¡Los profetas derrumban aquello que Dios no construyó! ¡Los profetas arrancan lo que Dios no sembró! ¡Los profetas destruyen lo que Dios quiere que sea destruido!
Los profetas liberan ministerios
Dios utiliza a los profetas para enviar ministerios. Los profetas disfrutan liberar y ver ministerios liberados. A los profetas les encanta ver a las personas activadas y liberadas en el destino que Dios les dio. Les encanta ver que los planes y propósitos de Dios se cumplan en las vidas de las personas.
Los planes y propósitos de Dios son su pasión. A los profetas no les gusta estar en ministerios donde nadie es liberado. A los profetas no les gusta ver que se libere a las personas equivocadas.
El ministerio de los profetas es orar e impones las manos en aquellos que han sido separados para un ministerio especial (Hechos 13:2). Los profetas y maestros de Antioquía escucharon al Espíritu y separaron a Pablo y a Bernabé. Los separaron les impusieron las manos y los enviaron. Los profetas nos ayudan a liberar ministerios.
Los profetas hacen más que profetizar
También oran, interceden, disciernen, lloran, adoran, cantan, declaran, anuncian, pronuncian, renuncian, decretan, construyen, rompen, arrancan, advierten, renuevan, restauran, reforman, aconsejan, ayudan, agitan, derriban, derrumban, siembran, riegan, envían, cuidan, protegen, vigilan, preparan, abren, cierran, reúnen, hacen sonar la alarma, suenan la trompeta, se paran en la brecha, traen convicción de pecado, producen cambios, juzgan, aclaran, trabajan, aran, confirman, dirigen, descubren, sueñan, tienen visiones, danzan, edifican, consuelan, reparan, sanan, liberan, sueltan, atan, evangelizan, pastorean, establecen, destapan, inculpan, desafían, perfeccionan, equipan, ordenan y animan.
Algunos profetas también son escribas
Escriben sus sueños, visiones, palabras proféticas y perspectivas. Les encanta llevar un diario (llevan registros personales de sucesos, experiencias, y reflexiones de manera cotidiana; un diario).
El profeta escriba no se limita a escribir sino que puede dar la palabra mediante audio, video, palabra impresa, y otros medios de comunicación. Tienen un deseo de registrar lo que Dios está diciendo.
Los profetas escribas no son sencillamente profetas que escriben y registra una profecía personal ni una palabra profética ocasional. En realidad son vasos que Dios usa por completo como profetas (en todo el sentido de la palabra); pero que también tiene una pasión ardiente arraigada dentro de ellos por registrar, vigilar, liberar y enseñar los mensajes del cielos que se les han confiado bajo una orden específica(Lea Ezequiel 9 y Ezequiel 10.)—Theresa Harvard Juanson.
Profetas escribas, regresen y lean las cosas que anotaron hace años, quizá les sorprenda lo que el Señor ha hecho para que esas cosas sucedan. Dios es fiel.
Los escribas también son perseguidos. Los sistemas religiosos de control detestan a los escribas. Es así porque los escritos de ellos desafían a estos sistemas. La verdad y la revelación pueden impartirse y liberarse mediante la escritura. La escritura siempre ha sido un arma poderosa de reformación. “Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad” (Mateo 23:34).
Músicos profetas
Necesitamos más que músicos. Necesitamos músicos profetas que liberen el sonido del cielo en la tierra. Algunos ejemplos bíblicos de músicos profetas son Asaf, Hemán y de Jedutún. “Asimismo David y los jefes del ejército apartaron para el ministerio a los hijos de Asaf, de Hemán y de Jedutún, para que profetizasen con arpas, salterios y címbalos…” (1 Crónicas 25:1).
 “Todos éstos fueron hijos de Hemán, vidente del rey en las cosas de Dios, para exaltar su poder; y Dios dio a Hemán catorce hijos y tres hijas” (1 Crónicas 25:5). Hemán fue músico y vidente. Necesitamos más que músicos. Necesitamos músicos profetas (videntes).
Profetas cantores
Juan y Jesús ministraron a Israel de maneras diferentes. El ministerio profético es como una canción. Juan vino cantando una endecha (canción lúgubre). Jesús vino tocando una canción de bodas. Israel no respondió a ninguno de los dos.
Los profetas requieren una respuesta. Los profetas liberan un sonido y una canción. ¿Qué están cantando y tocando los profetas?
“Os tocamos flauta, y no bailasteis; os endechamos, y no lamentasteis” (Mateo 11:17)
Profetas que danzan
Tanto Miriam como David se expresaron mediante la danza. Los profetas son expresivos y la danza es una de las maneras más poderosas de expresar el poder, la victoria, el amor y la misericordia de Dios.
“Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas” (Éxodo 15:20).
“Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino” (2 Samuel 6:14).
“Semejantes son a los muchachos sentados en la plaza, que dan voces unos a otros y dicen: Os tocamos flauta, y no bailasteis; os endechamos, y no llorasteis” (Lucas 7:32).
En resumen, el llamado a ser un profeta puede parecer intimidante. El llamado del profeta es una gran responsabilidad. Algunos profetas inventan excusas, pero Dios no quiere escucharlos.
Jeremías dijo: “Yo soy demasiado joven”. Moisés dijo: “Yo no soy elocuente”. Dios le respondió a los dos.
“Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua. Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová?” (Éxodo 4:10-11)
“Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande” (Jeremías 1:7).
Dios también buscará la manera para ti y te apoyará cuando te llame. La gracia de Dios es suficiente. No tengas miedo. Tú puedes hacerlo.

10 MANERAS DE ORAR POR TU HIJO ADOLESCENTE


ANTIGUO TESTAMENTO INTERLINEAL HEBREO-ESPAÑOL: PENTATEUCO

Gran obra hermenéutica. Traduce el texto bíblico palabra por palabra ubicando su traducción literal. 

Esta importante herramienta acerca el texto original con un rigor semántico literalista. 

Vol. 1: Pentateuco: Gén., Éx., Lev., Núm. y Deut.


ANTIGUO TESTAMENTO INTERLINEAL HEBREO-ESPAÑOL: LIBROS HISTÓRICOS

Una obra en varios volúmenes que contiene todo el texto del Antiguo Testamento en caracteres hebreos según los originales del manuscrito de Leningrado, el más completo y más antiguo de los que se conocen hasta el día de hoy. Debajo de cada palabra hebrea viene la traducción literal. 

Se ha seguido un criterio literalista, de modo que aunque muchas expresiones y giros idiomáticos no tienen un sentido claro al verterse literalmente al castellano, sa ha preferido seguir este criterio a fin de acercar más al lector el texto original. 

Vol. 2: de Josué a Reyes (Jos., Jue., Rt., 1º S., 2º S., 1º R. y 2º R.).

MUERTE EN LA CIUDAD

El Dr. Francis A. Schaeffer fue uno de los grandes apologistas de finales del siglo XX. Su obra se centra en cómo el cristianismo puede dar respuesta a las preguntas intelectuales y existenciales del hombre. Es autor de más de 20 libros. Lamentablemente la mayoría sólo están en Inglés, y los pocos que hay en español son difíciles de encontrar, salvo aquellos que están disponibles en la red.

El libro “Muerte en la Ciudad”, mediante un estudio de los libros de Jeremías y Romanos, el autor hace un análisis de los países del norte de Europa y los Estados Unidos que abrazaron la fe de la Reforma y cómo se apartaron de ella.

Finaliza con un llamado al pueblo de Dios para que haya una revolución constructiva en el seno de la iglesia evangélica ortodoxa a través de la Reforma (la doctrina pura) y el avivamiento (una vida en total dependencia del Espíritu Santo).

30 DÍAS CON DIOS


Lo que leerás a continuación es un devocional que hemos preparado con algunas de las reflexiones.

Se me ocurrió la idea de juntar algunas reflexiones y crear un pequeño libro devocional que puedas usar para aprender más de Dios y enamorarte cada día más de Jesús.

Sé muy bien que Dios te hablará a medida que vas leyendo cada día, porque cada devocional está lleno de la Palabra de Dios, y es Su Palabra la que tiene el poder para cambiar nuestra vida y guiar nuestros pasos.

La palabra de Dios es más cortante que una espada de dos filos, y penetra hasta lo más profundo de nuestro ser. Allí examina nuestros pensamientos y deseos, y deja en claro si son buenos o malos". Hebreos 4.12 (TLA).

CUANDO NO PUEDES MÁS

¿Cuál es tu reacción en la vida, cuando ves la muerte cara a cara?  Todo el mundo, de una manera u otra, se enfrenta a situaciones donde pueden ver morir algo en sus vidas, ya sea matrimonios, empleos, empresas, relaciones familiares o de amistades. La Biblia dice que Jesucristo sabía que iba a morir, pero, cuando estaba orando en el Getsemaní, sudó gotas de sangre.  Esto, porque estaba en el estrés de enfrentarse a su realidad.
Como cristianos, lo que debería ser de bendición y fortaleza, esas promesas de Dios para tu vida, a veces, se convierten en la mayor frustración.  A veces, la gente pasa por circunstancias frustrantes que pueden hacerles pensar que no verán las promesas de Dios cumplidas en sus vidas.
Romanos 4:18 dice, de Abraham: El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia.  Este versículo demuestra que, ante sus limitaciones naturales, Abraham no se debilitó en la fe, no dudó por incredulidad, sino que sabía que Dios podía hacer lo que había prometido, aunque, a su avanzada edad, Abraham no estaba supuesto a engendrar.  Por el contrario, hay muchos en la iglesia que están conscientes de lo que Dios ha prometido, pero, muy lamentablemente, no están plenamente convencidos de que Dios lo pueda hacer en sus vidas.
Cuando las águilas pierden sus plumas, es un proceso como de muerte.  El tiempo de espera que se requiere para obtener las plumas nuevamente puede ser uno frustrante, donde te cuestiones y digas: ¿Tendré nuevamente la victoria?  ¿Podré nuevamente volar en las alturas? Pero, cuando el mundo dice que estás en las últimas, nunca es lo último para Dios.
Confía en el Dios Todopoderoso, que cumplirá lo que Él dijo en tu vida.
No permitas que tus circunstancias debiliten tu fe.  Cree que Dios va hacer lo que dijo que va hacer, aunque estés enfrentando el peor momento, aunque no veas cómo.  El proceso de renovación te lleva al límite de tus habilidades y, cuando ves que no puedes más, es ahí que Dios se glorifica.