TESIS DE REFORMA MODERNA

Resultado de imagen para LUCHA DE GENEROSEl machismo sigue existiendo en la sociedad y en las iglesias. Dios ya lo predijo —que no lo prescribió— en Génesis 3:16. En este capítulo de la Biblia nos advirtió de lo que iba a ocurrir como consecuencia de nuestra separación de él: “Tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti”. Creemos que en un mundo redimido por Cristo los cristianos tenemos que luchar para erradicar este pecado que no pertenece al mundo por orden de Dios, sino como consecuencia de la caída.


La violencia de género es la punta del iceberg de un problema de fondo que podemos contemplar desde dos puntos de vista: 

1.- Interior: la separación entre el ser humano y Dios ha traído como consecuencia la crisis interna de cada persona consigo misma y con los demás. Esta ausencia de Dios en nosotros produce ira, odio y violencia. 

2.- Exterior: el machismo es el dominio del hombre sobre la mujer. Es una manera de ver el mundo, una ideología que considera a la mujer en una condición social e intelectual inferior por el simple hecho de ser mujer. Admite la desigualdad por causa del sexo como norma de conducta social, y crea una situación de tensión entre géneros que es el germen de la violencia física, sexual y psicológica.

Como cristianos evangélicos creemos que el problema de la violencia sólo puede solucionarse llegando a su raíz, volviéndonos a nuestro Creador y reconciliándonos con Dios. Creemos que sólo la fe en Jesús puede dar paz con Dios, paz interior y paz con los de alrededor. Creemos que solo Jesús puede ofrecer una sanidad completa y profunda, restauración, sentido y esperanza tanto a hombres como a mujeres.

Dios nos creó iguales a hombres y mujeres; ambos hemos sido hechos a imagen y semejanza suya, pero presentamos diferencias físicas y hormonales. Estas diferencias no constituyen, bajo ningún concepto, un subterfugio para la desigualdad, el prejuicio o el estereotipo en la sociedad. La Biblia condena la desigualdad y la violencia contra la mujer; explica con claridad y un posicionamiento revolucionario para el contexto en que fue escrito que Dios nos hizo iguales en dignidad, libertad, derechos y capacidad intelectual.

Jesús es nuestro referente también en el trato que dio a las mujeres. El vino a restaurar las estructuras creacionales y  dignificó a la mujer y le devolvió el lugar que Dios le había dado desde el principio, y eso se percibe con claridad en el relato de los evangelios aun dentro del entorno social machista y patriarcal en que se movió. Se enfrentó a los políticos y religiosos de su época y dio la cara por las mujeres. En Jesús no hay censura y represión por ser mujer.

Creemos que de forma especial en la iglesia, y de manera general en la sociedad, es preciso afirmar y llevar a la práctica lo siguiente:

Como evangélicos no nos identificamos con el feminismo actual. No nos sentimos representados en este movimiento, pero sí con los movimientos feministas originales, promovidos por mujeres evangélicas, como lo fue la Declaración de Séneca Falls, en 1848. 

Una comprensión bíblica de la feminidad implica alejarse del error de colocar a la mujer que reclama sus derechos de igualdad en la condición de pretender actuar o parecer como hombres. El ideal bíblico y cristiano permite a las mujeres ser plenamente mujeres, con igualdad de capacidades intelectuales y con los mismos derechos e igualdad de oportunidades, en la sociedad y en la iglesia. 

Desde el punto de vista bíblico tanto la soltería como el matrimonio son opciones igual de valiosas para la vida de la mujer, y nos posicionamos en contra de tendencias, tanto en la sociedad como en la iglesia, que abogan por la imposición o del matrimonio o de la soltería. Hombre y mujer son complementarios como matrimonio y como familias son un sustento de la sociedad (Génesis 2:28), pero son igualmente valiosos solteros si esa es su decisión personal

Es en la iglesia donde el hombre y la mujer pueden desarrollarse plenamente como tales, a través de Jesús, y ser plenamente hombres y plenamente mujeres, trabajando en equipo en la tarea que se les ha encomendado a los dos por igual (Mateo 28:19). En el modelo de la iglesia primitiva la cabeza de todo el cuerpo, de ambos, es Cristo, y no hay desigualdad por jerarquía de género. 

Hombres y mujeres deben ejercer sus dones en la iglesia. Como cristianos evangélicos creemos que no hay que limitar ni disimular el llamamiento de las mujeres y hay que buscar, para el bien común, que puedan desempeñarlos en plenitud. Bíblicamente entendemos que la elección y la capacitación por parte de Dios no tiene nada que ver con el género de cada uno, y se tienen que evitar en la iglesia situaciones que obstaculicen ese llamamiento.

Hay que trabajar para eliminar estereotipos dentro de las congregaciones (por ejemplo, que las mujeres se encarguen de la limpieza, la cocina, o la enseñanza de niños y los hombres de la predicación y la enseñanza para adultos). Un modelo bíblico proveería que los niños tuviesen referentes masculinos como maestros, y que hubiera mujeres sirviendo en la enseñanza y predicación de la palabra en todas sus expresiones.

La educación es fundamental para promover el cambio, el respeto y valoración de la mujer en la sociedad y en la iglesia. Desde los púlpitos hay que enseñar que el cambio debe empezar en la familia, en la educación de los hijos en la igualdad y el respeto, y la valoración mutua de niños y niñas.

Se tiene que fomentar y propiciar que haya más mujeres en puestos de responsabilidad e influencia, y que tuviesen las mismas oportunidades de acceso por méritos propios y no por discriminación positiva. Abogamos porque haya más mujeres que se animen a tener un perfil público y de liderazgo en su entorno social y eclesial, para que puedan ser tomadas como referente, se les invite como conferenciantes en los congresos, en la presidencia de entidades y órganos de gobierno.

El esfuerzo del cambio no tiene que realizarse solamente desde las mujeres, sino que también los hombres deben tomar su posición y abrir las puertas, y dejar espacio en los cargos de autoridad y en la toma de decisiones que ellos ya ocupan. 

Es necesario impartir cursos, conferencias, seminarios sobre la identidad y los roles del hombre y la mujer, para ayudarnos a conocer las diferencias y aprender a manejarlas. Se tiene que  considerar  un tema para hombres y mujeres, juntos, y no hacerlo solo asuntos de mujeres.


Toda mujer tiene derecho a ser feliz. Ninguna está obligada por Dios a soportar el maltrato. Hay que dar formación en cuanto a la violencia de género, informar, formar y concienciar; desde la pastoral se tiene que proteger a las víctimas y llegar hasta las últimas consecuencias en el acompañamiento. Se debe favorece el sacar a la luz estos casos si los hay dentro de las iglesias y tener una presencia activa en la sociedad para defender y acoger a la mujer maltratada, forme o no parte de la congregación.


Estamos absolutamente en contra de los que niegan la existencia de la violencia de género, o que la igualan a la violencia de mujeres contra hombres. Creemos que esto es una falsedad producto de una mentalidad machista, porque la violencia contra la mujer se sustenta en una sola razón: ser mujer. Nos apoyamos en los datos y en los estudios realizados en los últimos diez años, que son abrumadores.

DIFERENCIAS ENTRE ARCOIRIS Y BANDERA LGBT


Resultado de imagen para arcoiris y bandera gay¿De quién es el arcoíris? Que en todo lugar donde estemos o hemos pasado, que respondan desde el más adulto al más joven: el arcoíris es de Dios, algo que esta generación está olvidando, pero que nosotros debemos recordárselo.

A decir verdad, se puede notar las diferencias entre la bandera LGBT y el arcoíris tradicional que consta de tan solo 7 colores, y la bandera LGBT formado solo por 6 colores. Desde un punto de vista humanista parece muy obvio.

Pero ahora bien, si eres cristianos presupongo que tienes que conocer que nosotros no tenemos lucha contra sangre ni carne, sino contra huestes espirituales. Es por esto que siguen y seguirán surgiendo religiones, símbolos con un origen Bíblico pero evidentemente tergiversado con un fin determinado que es "engañar a las personas", porque bien dice la Biblia que nuestro rival:

Sólo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10

Diferencias entre arcoíris y bandera LGBT

La bandera de arcoíris, también conocida como bandera LGBT, es la representación de la comunidad gay y lésbica desde fines de 1970. La bandera fue diseñada por Gilbert Baker y popularizada en el año 1978. En principio fue presentada con ocho franjas, pero sufrió modificaciones hasta llegar a la que conocemos actualmente: una bandera de seis franjas de colores rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta, cada uno con su propio significado.

Arcoíris Bíblicos

Después del diluvio Noé salió del Arca, y el Señor estableció con él una alianza. El signo visible de este pacto es el Arco Iris. La Escritura pone en labios de Dios estas palabras: “Esta es la señal del pacto que hago con vosotros y con todo lo que vive con vosotros, por todas las edades: Pondré mi arco en el cielo, como señal de mi pacto con la tierra (...) y recordaré mi pacto con vosotros y con todos los animales, y el diluvio no volverá a destruir a los vivientes” (Gen 9, 12-15). En otras palabras, el arcoíris representa el pacto que hizo Dios con la humanidad.

Conclusión

Podrán existir diferencias entre ambos símbolos pero como también sabemos que desde el principio satanás siempre ha querido ser como Dios, recurriendo muchas veces a imitar o pervertir la creación de Dios, así que ya dependerá de usted, ver esto desde un punto de vista humanista o espiritual.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6:12


LA BIBLIA Y LA CIENCIA

Hay dos argumentos contra la veracidad de la Biblia que los ateos exponen frecuentemente, y hoy vamos a responderlos sin el menor tabú:

Resultado de imagen para BIBLIA Y CIENCIA

1. “La Biblia no menciona nada de dinosaurios, twitter, ciencia ni virus cómo el ébola, ¿como confiar en un libro tan obsoleto?”


En Génesis se detalla la creación de los dinosaurios:
“Y creó Dios los grandes monstruos y dragones marinos, y toda criatura que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su género. Y vio Dios que era bueno. Y dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, dinosaurios y reptiles y animales de la tierra según su género. Y fue así.” – Génesis 1:21-24 (Version Griega/Hebrea Original)

En génesis se detalla la creación de los dinosaurios. El fascinante libro de levítico nos enseña cómo evitar mas virus como el ébola o el sida. El escrito de Isaias nos confirma la redondez de nuestro planeta. Los libros de Daniel y Apocalipsis nos muestran el avance de la ciencia y la tecnología. Proverbios nos da consejos sabios para Comunicarnos eficazmente usando nuestra boca, twitter, whatsapp o cualquier herramienta “nueva” que salga en el futuro. En su fanatismo algunos llegan a decir que la palabra “twitter” o “realidad virtual” no están escritas textualmente en la Biblia y por lo tanto la Escritura Sagrada ya “perdio relevancia” y es “antigua”, parecieran ignorar lo obvio: el twitter es solo un medio de Comunicación, al igual que las redes sociales, email o whatsapp, y la Biblia esta llena de consejos, leyes e ideas de como llevar a cabo una comunicación efectiva. ¿Porque no aparecen textualmente “twitter” o “whatsapp” en la Escritura? fácil, todo lo que hoy es “moderno” mañana es obsoleto y sustituido por otras tecnologías, así que la Escritura no podría basarse únicamente en la “tecnologia del siglo 21”, porque entonces ya no seria útil en el siglo 22, pero la Comunicación humana, es eterna, por eso la Biblia nos enseña como Comunicarnos, para que así, sin importar que siglo sea, o que herramienta usemos, siempre podremos aprender y avanzar de acuerdo a la Palabra de Dios. La Biblia es eterna.

La Biblia no es un simple libro, es un compendio global y eterno de sabiduría y conocimiento que encierra todas las respuestas de la humanidad. Es la Palabra de Dios expresada por amor a los seres humanos, para que podamos avanzar y ser benditos eternamente; menospreciarla es precisamente lo que ha llevado al mundo al caos.

La mejor y mas actual fuente de información sobre ciencia, amor, música, dinosaurios, pareja, política, economía, relación con Dios, comunicación, trabajo, música, investigación, ecosistema, animales, medicina y vida eterna, es la Biblia.

El problema no esta en la Biblia, sino en aquellos que cierran los ojos a la investigación; el fanatismo se caracteriza por algo: creer ciegamente un prejuicio y dejar de investigar por miedo a descubrir que el prejuicio es falso. Hablar con Dios, los milagros de Sanidad o el Diezmo son claros ejemplos de estos prejuicios aprendidos, algunas personas sencillamente creyeron ciegamente el prejuicio de que hablar con Dios no es posible, que los milagros de sanidad son falsos y de que el Diezmo es un engaño para robar dinero, y su fanatismo les esta haciendo perder la dicha de descubrir la verdad, ver milagros Divinos y avanzar.
Los prejuicios contra la Biblia solo pueden ser eliminados a través de la investigación, si no enseñamos a la próxima generación a investigar, continuaremos este rumbo de atraso, caos y maldad que gobierna actualmente nuestro hermoso planeta tierra.

2. “La Biblia esta escrita por hombres susceptibles a corrupción, ¿como confiar en un libro así?”


Los libros sobre ateísmo, psicología, ciencia, medicina, amor, sociedad, politica… están escritos por hombres susceptibles a corrupción, y sin embargo los seres humanos los leen y los creen ciegamente, aún a pesar de que han sido actualizados vez, tras vez a los largo de los siglos, para “adaptarlos” a la nueva época, pero la Biblia tiene una cualidad indiscutiblemente superior: es eterna. Nunca se ha “actualizado” y su contenido sigue teniendo vigencia siglo tras siglo como si hubiera sido escrita hoy mismo; los noticieros internacionales la confirman, y todo hecho arqueológico, cultural, científico y espiritual verifican su exactitud, y eso no sucede con ningún otro Escrito existente.
¿Por qué confiar en lo que esta escrito en la Biblia? fácil, porque se cumple.Cualquiera que ponga por Obra las palabras eternas de Dios escritas en la Biblia, comprobará su realidad, porque toda promesa Divina, toda profecía escrita, todo hecho científico, social e histórico narrado en Sus paginas, y todo acontecimiento predicho de antemano por esos “hombres” suceptibles a corrupción, se cumple al pie de la letra. Solo la Biblia hace eso. 
Además todo aquel que hable con Dios, recibirá la confirmación directa de Su palabra escrita. La Investigación y la Oración son las claves para salir de estos prejuicios ignorantes contra la palabra de Dios. Cuando se levante una generación de investigadores sin prejuicios que atiendan la veracidad de la Palabra de Dios, diseñaremos un mundo sano, bendito y avanzado.
Ningún Escrito tiene nuestro pasado, presente y futuro plasmado en si mismo, solo la Biblia.

EL TRABAJO EN CASA NO ES SÓLO PARA MUJERES

Dependiendo de tu contexto, la frase ‘‘ese es trabajo para mujeres’’ puede ser una forma de menosprecio o una fuente de orgullo. Así como el dicho ‘‘juegas como niña’’, normalmente poner el género en una tarea específica puede disminuir su valor… o elevarlo. Pocas cosas han contribuido más a la devaluación del trabajo en casa como el llamarlo ‘‘trabajo de mujeres”. Pocas cosas han contribuido más a la carga y el estrés que un sinnúmero de mujeres sienten cada día que el trabajo de la casa sea visto como ‘’solo trabajo de mujeres’’.
Pero el trabajo de la casa es para todos. La casa no está llena solamente de mujeres o madres. Normalmente está llena de niños y de un esposo. Algunas veces está llena con otros miembros de la familia y también de huéspedes.

Deja que los hombres ayuden

Por mucho tiempo el trabajo de la casa ha sido evadido y llamado “trabajo de mujeres”. Al ver mi casa como mi responsabilidad principal, entiendo por qué sucede esto. Pero los mandamientos bíblicos que conciernen a la crianza y a la hospitalidad son para ambos géneros. Los padres son ordenados específicamente a no provocar a ira a sus hijos, lo cual muestra que ellos están involucrados con sus hijos (Efesios 6:4). Los ancianos son ordenados específicamente a ser hospitalarios (1 Timoteo 3:2Tito 1:8). Limpiar y cuidar a los niños no es solamente para mujeres.
Mi trabajo principal puede ser mi hogar, y mi responsabilidad puede hacer que yo lleve la mayor carga de todos, pero eso no significa que soy la única trabajadora en casa. Cuando el trabajo de casa es para todos, entonces nuestra identidad no es destruida cuando nuestro esposo ayuda en el hogar. Somos capaces de entender y abrazar el hecho de que él también es un colaborador.
Una amiga compartió cómo se sentía cuando su esposo hacía alguna cosa en la casa. Porque el hogar es “su trabajo”, ella siente que debe hacerlo todo sola:
Normalmente siento que mi esposo no debería hacer ningún trabajo doméstico porque ha estado trabajando todo el día y yo no, o por lo menos no tanto o tan duro como él (según me imagino). Así que me siento culpable cuando lava los platos o barre el piso o saca la basura. Pero el hecho es que no toda la responsabilidad en la casa es mi responsabilidad. Y muchas veces mi esposo esta simplemente tratando de ser atento y servirme. Esto debería hacerme sentir amada, no culpable.
Una de las maneras en que luchamos contra nuestra pecaminosidad en nuestro trabajo es dejar que otros nos ayuden. Así que ¿cómo puede ayudar un esposo?
No “fracaso como mamá” por el hecho de que mi esposo cuide a los niños mientras yo escribo o doy una charla, tomo un café con una amiga, o voy al supermercado sola. No voy a tener más joyas en mi corona en el cielo si lo hago todo por mí misma. De hecho, mi esposo es tan responsable como yo del resultado de la fe de mis hijos. Él es tan responsable como yo de qué tan amados nuestros vecinos son por nosotros. Él es tan responsable como yo de ordenar el caos en nuestra casa con tareas ordinarias. Puede que él no haga tanto como yo hago, pero eso no cambia el hecho de que se necesita a toda la familia para hacer florecer nuestro hogar. (Y si soy honesta conmigo misma, él es mucho mejor con las tareas de hogar que yo).
Los debates de “a quién le toca hacerlo” solamente han incrementado esos sentimientos de pérdida de identidad. Cuando hacemos del hogar nuestra realización personal e identidad, y dejamos que otra persona haga el trabajo de casa, sentimos como si nuestro ser fuera reemplazado y opacado.
Anne-Marie Slaughter dice que “ser necesitado es un deseo universal y es la moneda tradicional con la que las madres han sido recompensadas… una cosa es soltar los quehaceres del hogar. Otra muy diferente es renunciar a ser el centro del universo de tus hijos’’.
¿Y no es así como nos sentimos cuando soltamos las cosas, como si estuviéramos perdiendo algo? Slaughter continua diciendo que esta idea de que las madres lo hacen todo, es de hecho un fenómeno nuevo, uno que surgió en los últimos 100 años. Los padres tradicionalmente han estado involucrados en el cuidado de los hijos al igual que las madres, solo que en diferentes maneras. En sociedades donde la agricultura es la industria clave, todos aprenden sobre el aspecto del trabajo de la casa de ambas partes, madre y padre. Fue hasta que los padres se fueron a trabajar y las madres se quedaron en casa a criar a los hijos que comenzó esta aguda división de quién hace el trabajo.
Así que deja a tu esposo ayudar. Quizá él no hará algunas tareas de la manera que tú las haces, (De cualquier manera, ¿quién puede hacer las cosas iguales a otra persona?) pero la casa es suya también. Los niños son suyos también. Tú eres parte de la unidad colectiva llamada el hogar.

Sé Fiel

Al final del día, no seremos juzgadas por qué tan bien limpiamos nuestros pisos, cuántas flores plantamos en el jardín, en cuántas actividades estuvieron involucrados nuestros hijos, o cuántas veces jugamos al tren en el piso con nuestro pequeño de 3 años. Ni siquiera seremos juzgadas por cómo dividimos el trabajo de casa y el cuidado de los hijos de acuerdo a las líneas tradicionales del género. Esas cosas pueden ser buenas y beneficiosas, pero no nos salvarán.
Lo que nos marcará es la fidelidad.
¿Hicimos nuestro trabajo “como para el Señor” (Colosenses 3:23-24) en lugar de hacerlo para la alabanza de la mamá o del papá de la casa de al lado? ¿Reconocimos verdadero pecado en nuestro trabajo y nos arrepentimos? ¿Admitimos nuestras limitaciones y restricciones y respondimos con humildad a ellas?
Ser supermamá no es la vía rápida al cielo o a la “lista de los buenos padres”. Pero ser fiel en lo ordinario, aun cuando es difícil, es verdadera grandeza. Esta fidelidad apunta a algo que no podemos ver con nuestra visión limitada. Es parte de algo más grande de lo que podemos entender. Somos llamados a ser fieles en el trabajo en casa, hombres y mujeres por igual.

DÍA DE LA MADRE DIFÍCIL

Resultado de imagen para DIA DE LA MADREEste día no es color de rosa para todas. Para algunas, el día de las madres no está lleno de flores, regalos, y felicitaciones.
Quizás para ti es un día difícil porque perdiste a tu mamá, porque un hijo ya no está contigo o, porque tu vientre nunca ha sido llenado. Todas estas situaciones tienen sus características particulares, pero todas comparten cierto dolor y malestar en una celebración como esta.
A lo largo de tantos días de las madres que no han sido tan dulces como quisiera, Dios me ha venido recordando algunas verdades que quiero compartir contigo. Oro que sirvan de aliento para tu corazón:
1. ¡Dios es siempre bueno!
Sin importar nuestro dolor o la circunstancia en la que estemos, podemos siempre estar confiadas y proclamar que Dios es bueno, y bueno en gran manera. En medio del sufrimiento de la pérdida o del anhelo, podemos fijar nuestros ojos en un Dios cuya bondad arropa nuestras vidas de maneras que ni siquiera sabemos apreciar. El Rey David supo decir en medio de una situación profundamente difícil que:
“Los que a El miraron, fueron iluminados; Sus rostros jamás serán avergonzados. Este pobre clamó, y el Señor le oyó, Y lo salvó de todas sus angustias…Prueben y vean que el Señor es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia!”, Salmo 34:5-8.
Dios me ha enseñado que Él es bueno y que ninguna circunstancia en mi vida está fuera de su bondad.
2. Sus planes están llenos de su gracia y amor.
Dios orquesta nuestras vidas, ni el más mínimo detalle de alrededor nuestro está fuera de su soberanía. Eso significa que el que el día de las madres no sea como quisieras es parte del plan de Dios para tu vida, y un plan que es conforme a su gracia y amor. Dios es amor y no hay nada, absolutamente nada, que ocurra en nuestras vidas que no esté bañado por ese amor que Él es.
“El Señor es bueno para con todos, Y su compasión, sobre todas Sus obras”, Salmo 145:9.
Es cierto que habrán muchas cosas que no podremos entender, pero todo esto debe ser resuelto y envuelto en la confianza en el carácter de Dios. Spurgeon lo dijo de la siguiente manera: “Cuando no puedas rastrear su mano, siempre puedes confiar en su corazón”. Cuando no puedas ver lo que Él está haciendo, cuando no puedas ver hacia dónde se mueve su mano, confía en su corazón, confía en su carácter.
Recuérdale a tu alma que nuestras vidas están diseñadas de la mejor manera posible, por un Dios cuyo amor y gracia cubren cada detalle.
3. Dios entiende tu dolor.
¡Cuán hermosa es la verdad de que no tenemos un Dios que no pueda compadecerse de nosotras! El Dios que nos ha salvado es uno que entiende nuestro dolor: “Porque no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino Uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna”, Hebreos 5:15.
Jesús entiende tu dolor. Aquel que fue afligido hasta la muerte ha visto cada lágrima y escuchado cada oración… Él sabe y nos llama a depositar nuestras cargas delante de Él, porque Él tiene cuidado de nosotras (1 Pe. 5:7).
4. Podemos gozarnos en todo lo que hemos recibido de Él.
Si a partir de hoy Dios dejara de obrar en nuestra vida, Él ya ha hecho suficiente para alabarle por siempre. Siempre tendremos razones por las cuales estar agradecidas. Su Palabra nos recuerda que nuestras vidas están llenas de sus bienes y bondades, desde la bondad más grande de nuestra salvación en Cristo hasta el tener qué comer cada día.
A lo largo de estos años, Dios me ha enseñado a mirar lo que Él me ha dado por encima de aquello que me falta, y principalmente a mirarlo a Él como el bien mayor de todos mis días. “Cantaré al Señor, Porque me ha llenado de bienes”, Salmo 13:6.

Donde no habrá más llanto

El sufrimiento produce en nosotras un deseo por ese lugar donde no habrá más llanto ni más dolor, ese lugar donde nuestro mismo Señor enjugará toda lágrima de nuestros ojos; ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni más clamor, ni más dolor. Ese lugar donde aquel que está sentado en el trono habrá hecho nuevas todas las cosas, ese lugar donde todo será perfecto y estaremos por siempre con el mayor bien de nuestras vidas, Cristo Jesús, el Rey eterno, soberano y bueno.
Esperemos con ansias ese día, pero mientras llega, que nuestras vidas glorifiquen su Nombre en medio de cada circunstancia que Él haya diseñado para nosotras.

GROOMING


Resultado de imagen para GROOMINGEs una modalidad del acoso sexual por medios electrónicos. Consiste en acciones por parte de un adulto que busca establecer lazos de amistad con un menor de edad por medio de internet, con el objetivo de obtener de éstos imágenes eróticas o pornográficas, inclusive como preparación para un encuentro sexual, ya que estas personas se hacen pasar por alguien más para obtener dicha cercanía. 

El grooming, tiene una relación paralela con el sexting, la diferencia es que éste último es un acto consensuado entre iguales.


El acosador tratará de obtener información con la que pueda chantajear más adelante, comenzando con datos básicos como la edad, a qué escuela asiste, aficiones, relaciones, etc., e intentará conocer sus gustos para adaptarse a ellos y generar identificación con el menor, teniendo como objetivo ganarse su confianza. 

La información obtenida es utilizada para seducir y manipular, se comienza a manejar contenido sexual en las conversaciones, mediante textos, fotos o la cámara. Posiblemente enviará fotos de otros menores haciéndose pasar por ellos para provocar que el menor sienta confianza de compartir contenido similar, o sentimiento de culpa si no hace lo mismo. De esta manera, el acosador ya dispone de información suficiente con la cual amenazar al menor para establecer una relación sexual, ya sea física o virtual.

Esto se deriva de un problema relativo a la seguridad de los menores de edad que hacen uso indebido del internet. Según un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), un 15% de los internautas mexicanos son menores de 13 años, y un 19% se encuentra entre los 13 y 18 años. Sin embargo, hay registros de que desde los 6 años se inicia a hacer uso de la red.
El grooming presenta distintas fases, en las cuales el menor se va envolviendo cada vez más en las redes de la persona que está ejerciendo una violación a su libertad, por lo cual es de vital importancia el estar pendientes de los hábitos de los menores en internet. El tener buena comunicación con ellos es un punto clave, de esta manera es más factible que de encontrarse en una situación similar, acudan a sus padres o un adulto. En cualquiera de los casos, se debe hacer denuncia inmediata y no esperar que las consecuencias sean fatales: el material obtenido durante los encuentros cibernéticos o personales podría, en caso de ser difundida a través de la web, afectar al menor desde ser víctima de ciberbullying, hasta trata de personas.

Consejos para prevenir el grooming:
• Rechazar los mensajes de tipo sexual 
• Evitar publicar fotos en lugares públicos, ya sea propios o con familiares y/o amigos 
• Utilizar perfiles privados en las redes sociales
• Verificar que las fotos que compartas en tus redes sociales no tengan componentes sexuales, esas fotos se quedan en la red al alcance de todos y para siempre
• No aceptar a personas desconocidas en redes sociales 
• Respetar los derechos propios y los de las personas cercanas. Tienes derecho a la privacidad de tus datos personales y de tu imagen: no los publiques ni hagas públicos los de otros
• Mantén tu equipo seguro: utiliza programas para proteger tu ordenador contra el software malintencionado
• Utilizar contraseñas más complejas y cambiarlas constantemente
• No incluir en el nombre de usuario identificativos: datos como tu edad, ubicación etc.
• Si se ha producido una situación de acoso guardar todas las pruebas posibles: conversaciones, mensajes, capturas de pantalla, etc. No ceder ante el chantaje, hazlo saber a tus padres.


Recomendaciones para los padres:
• Explicar a los niños y niñas los riesgos que supone internet: hacer hincapié en la importancia de no revelar datos personales, y de no enviar fotos ni videos a desconocidos
• Aprender a manejar y usar las nuevas tecnologías, para saber en qué actividades se encuentran los niños y niñas y a qué peligros se enfrentan
• Colocar el equipo electrónico en lugares de tránsito o visibles 
• Evitar que hagan uso de dispositivos móviles a altas horas de la noche, ya que en estas horas se incrementa el número de usuarios adultos, y potencialmente aumenta el riesgo
• Instalar antivirus y programas de navegación segura en los equipos de uso común 
• No instalar cámara web en la computadora y si decide hacerlo, restringir su uso con una clave de seguridad
• Converse con sus hijos acerca de sexualidad saludable y refuerce en ellos la idea de que le informen sobre contenidos que le sean desagradables o le hayan incomodado.
• Si cree que el menor está siendo víctima de acoso a través de internet, hablar con él o ella, sin retarlo, dándole confianza para contarle lo que está pasando
• Ante sospecha, contactar con las autoridades correspondientes y a organizaciones de protección de niños, niñas y adolescentes
• Evitar ser restrictivos o prohibitivos si se detecta una situación anormal en el menor, es mejor acercarse en un tono tranquilo. Asegúrale que no lo vas a regañar si te cuenta algo que está sintiendo o pasando, recuerda que podría ser víctima de un experto en técnicas para el engaño

Prevenir y erradicar la violencia es tarea de todas y todos.

RAHAB: UNA PECADORA REDIMIDA

Resultado de imagenCuando Josué envió secretamente a dos espías para reconocer la tierra de Jericó, ellos fueron enviados específicamente a la casa de una mujer con nada bueno que destacar. Al contrario, en su primera presentación de Rahab, la Biblia nos dice que era una ramera (Jos. 2:1).
A pesar de esta introducción, escuchamos una y otra vez acerca de Rahab, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Ella se convirtió en una mujer de fe ejemplar, e incluso llegó a ser parte de la genealogía del Señor Jesús. Su historia es una historia de gracia y redención.

La historia de Rahab

Como amorrea, Rahab pertenecía a un pueblo idolatra. Ella vivió en Jericó, y su casa estaba junto a la famosa muralla (Jos. 2:15). Este era un sitio privilegiado y próspero, pero lamentablemente el trabajo de Rahab era la prostitución. Jericó era parte del reino amorreo, un reino de personas violentas y depravadas. Dios condenó este pueblo, y ordenó a los israelitas que los desaparecieran (Deu. 20:17).
La colaboración de Rahab con los espías fue el comienzo de la caída de Jericó. Los espías israelitas no estaban allí con el propósito con el que llegaban los demás hombres. Ellos la trataron con mucho respeto y dignidad mientras hacían su reconocimiento; le explicaron quiénes eran y en el nombre de quién venían. Seguramente también le testificaron del Señor.
Cuando el rey de Jericó le mandó decir a Rahab que sacara a los hombres que habían entrado en su casa, ella ya los había escondido, diciendo que no sabía a dónde habían ido (Jos. 2:2-5). ¡Qué sorpresa! Rahab era una mujer que vendía su cuerpo, y quizá se hubiera ganado una buena recompensa por entregar a los espías, pero por el contrario, Rahab los ocultó y les salvó la vida, dando evidencia de su inesperada expresión de fe.
La fe de Rahab dio frutos inmediatamente, como leemos en Hebreos 11:31: “recibió a los espías en paz”.
Ella les contó a los espías lo que había escuchado acerca de los israelitas y de cómo cruzaron el Mar Rojo. En Josué 2:11 leemos cómo Rahab hace una notable confesión de fe: “El Señor, el Dios de ustedes, es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra”.
Los espías juraron que tratarían con bondad a Rahab y a su familia cuando el Señor les diera la tierra. Le pidieron que pusiera un cordón escarlata en la ventana (Jos. 2:17-18). Esta señal estaría a la vista de todo Israel y nadie sería sacado de la casa cuando Jericó cayera.
Rahab fue salvada junto a su familia, y Josué 6:25 nos dice que “ella ha habitado en medio de Israel hasta hoy”.
Rahab no se vuelve a mencionar por nombre en el Antiguo Testamento. Cuando Josué notó que ella vivía todavía en Israel, quizá ya había pasado mucho tiempo. Ella ya no era aquella mujer que una vez fue… ¡ese es el resultado de la gracia de Dios y del efecto transformador de la fe que nos salva!
Después aprendemos que Rahab no solo fue usada por Dios para salvar a los espías, sino también para que de su familia viniera el Salvador. Así nos cuenta el evangelista Mateo en 1:5-6: “Salmón fue padre de Booz, cuya madre fue Rahab; Booz fue padre de Obed, cuya madre fue Rut; y Obed fue padre de Isaí; Isaí fue padre del rey David…”.

Una mujer de fe

Déjame resaltar algunas cosas de la historia de Rahab que podemos aprender:
1. Su vida es una muestra de fe.
“Por la fe la ramera Rahab no pereció con los desobedientes, por haber recibido los espías en paz”, Hebreos 11:31.
Con su hazaña, Rahab mostró su fe hacia ese Dios que ella misma testificó como el Dios de los cielos y la tierra. Esto fue antes de leer por sí misma las bondades del Antiguo Testamento, y ¡mucho antes de la Cruz! Esta es una fe que confió en el carácter de aquel Dios del que ella había escuchado.
2. Nuestro pasado no determina nuestro futuro.
“Ella ha habitado en medio de Israel hasta hoy, porque escondió a los mensajeros a quienes Josué había enviado a reconocer a Jericó”, Josué 6:25.
En la vida de Rahab vemos que su pasado no determinó su futuro. Por su fe y la gracia de Dios sobre su vida ella pasó de habitar con un pueblo destruído a un pueblo escogido por Dios.
3. La salvación es mayor que nuestro pecado.
No importa qué tan grande haya sido nuestro pecado, por la obra de Cristo en la cruz podemos tener salvación. Rahab no fue redimida por haber escondido los espías; no se ganó el favor de Dios por eso. Aunque actuó con fe, ella nos enseña que Dios por su gracia y misericordia puede redimir incluso al más pecador de los pecadores. De hecho, aun esta misma fe de Rahab es solo eso: fe, no una obra como tal. Y fue esa fe la que la salvó.
“Porque por gracia ustedes han sido salvados por medio de la fe, y esto no procede de ustedes, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”, Efesios 2: 8-9.
Rahab es un recordatorio de lo que nos dice el autor de Hebreos en 11:6, “Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan”. Ella creyó, y Él la remuneró, al punto que tú y yo seguimos hablando y aprendiendo de su ejemplo.

LO QUE PODEMOS APRENDER DE WONDER WOMAN

Supongamos que existiera una sociedad de poderosas guerreras creadas con el propósito de proteger y salvar al mundo, comprometidas con los ideales del deber, el servicio, y la justicia. ¿Cómo sería? Más específicamente, ¿qué aspecto podría tener una joven mujer criada desde su nacimiento en una sociedad así? 
Se ve como Diana (Gal Gadot), una valiente princesa amazónica en la nueva película de DC, Mujer Maravilla. Al ser testigo de un accidente de avión fuera de la costa de la isla donde vive, Diana rescata al piloto, Steve Trevor (Chris Pine), y aprende de él que una guerra está haciendo estragos en el mundo exterior. Ella queda devastada cuando esa guerra lo sigue hasta la isla, lo que resulta en que los alemanes maten a su querida tía y entrenadora, Antíope (Robin Wright).
Educada con las historias sobre Ares, el malvado dios de la guerra, Diana está segura que esto es obra de él, así que decide que su misión es destruirlo y terminar con la guerra. A pesar de la oposición de su madre, Diana acompaña a Steve a Londres y luego a las líneas del frente en la Primera Guerra Mundial, donde su inocencia y su fuerte sentido de justicia la ponen en peligro, incluso mientras guía e inspira a todos a su alrededor. 

Saga de superhéroes

La tan esperada Mujer Maravilla rompió la marca de 100 millones de dólares en su primer fin de semana, y con razón. La directora Patty Jenkins ha creado una historia épica de superhéroes que establece un nuevo estándar en el género, y deja a películas anteriores como Batman v Superman en el polvo… lo cual, seamos realistas, no era difícil de hacer. Las hazañas superpoderosas de Diana y las múltiples escenas de batalla son emocionantes y elaboradas, y la paleta de colores de la película es particularmente efectiva. Pero el verdadero poder de esta película reside en los personajes y los ideales que persiguen, independientemente del costo.   
En las hábiles manos de Jenkins y el guionista Allan Heinberg, la Mujer Maravilla es impulsada por una profunda compasión, una sensación casi inquebrantable de lo correcto y lo incorrecto, y una firme determinación de cumplir con su deber. Inicialmente ella ve todo en blanco y negro: la guerra ha matado a millones y puede matar aún más; se supone que las amazonas protegen a las personas; entonces, ella debe detener la guerra.
Así, ella y Steve reúnen a un desigual equipo para ayudar a destruir una fábrica de gas venenoso, y las opiniones de Diana, simplistas como parecen, ayudan a mantener a todos en el buen camino. La más mínima advertencia o sugerencia de que nada se puede hacer para ayudar a las víctimas inocentes la enfurece, y en un caso, la lleva directamente a “tierra de nadie”, a enfrentar el fuego alemán en su traje icónico.    

Heroína inesperada

Es importante notar cómo los buenos en la película no solo aceptan a Diana rápidamente, sino que también confían y dependen de ella. Esa representación de la relación de Diana con los personajes a su alrededor ofrece una respuesta firme y directa a los cineastas, críticos, y “líderes de pensamiento”, que profesan estar terriblemente confundidos acerca de lo que las mujeres realmente quieren en una heroína. Como escribió una vez la escritora de misterio y ensayista cristiana Dorothy L. Sayers, en un ensayo titulado, ¿Son las mujeres humanas?: “Lo que pedimos es ser individuos humanos, peculiares e inesperados”. 
Dejemos de lado la cuestión de lo que vemos y esperamos de las mujeres en la vida real. Si postulamos un mundo de superpoderes y héroes de fantasía, no es irrazonable querer ver lo que una mujer haría en ese papel, y cómo podría usar sus propios dones “peculiares” e “inesperados” como algo más que un interés amoroso o personaje de apoyo. 
Lo que las mujeres no piden —al menos, aquellas de nosotras que valoramos y respetamos a ambos sexos según lo diseñado y hecho por Dios— es que los hombres sean denigrados para permitir que eso ocurra. Aquí de nuevo, la película hace un trabajo admirable. Mujer Maravilla no pretende decir que las mujeres son incorruptibles; uno de los peores villanos, una científica loca conocida como la Dr. Veneno, es una mujer (Elena Anaya). Tampoco decir que todos los hombres son corruptos. Diana tiene algunas cosas que aprender, y es una de las grandes fortalezas de la película: que los hombres a su alrededor tienen la oportunidad de ayudarla a aprender esas cosas. 
Steve, en particular, tiene una relación de igual con ella. Él es arrogante y despreocupado, sin embargo tiene una pasión por salvar vidas, y ve en Diana esa misma pasión. Él trata de protegerla hasta que (rápidamente) descubre que no necesita protección. Entonces no pierde el tiempo preocupándose por sus poderes superiores, sino que simplemente le da  la bienvenida, como si fuera un regalo a su causa. Los dos chocan sobre estrategia y ocasionalmente sobre profundas diferencias subyacentes en sus convicciones, pero su respeto mutuo y su objetivo común permanece fuerte. Incluso su creciente romance no se interpone en el camino de una sólida relación de trabajo. (En una escena se sugiere una relación dentro de un cuarto, pero no se muestra nada excepto un beso mientras ambos personajes están completamente vestidos). 

¿Una batalla de los sexos?

Existe demasiado discurso moderno sobre los roles de los hombres y las mujeres, incluso en círculos cristianos, en donde se muestra la batalla de los sexos como solo eso: una batalla en la que un sexo debe perder. Tanto el empoderamiento de las mujeres denigra a los hombres, como el empoderamiento de los hombres denigra a las mujeres. 
Como cristianos, reconocemos que este es un falso dilema. Refrescantemente, en Mujer Maravilla, se reconoce también ese falso dilema. La película de Jenkins aprecia y eleva tanto a hombres como a mujeres. Diana anhela redimir incluso a la gente más malvada, como cuando ofrece ayuda a un oficial alemán para que se libre del control de Ares, algo que ni siquiera se le ocurre a sus compañeros. Pero cuando Diana finalmente se harta de la corrupción de los seres humanos y está a punto de renunciar a ellos, Steve la lleva a comprender con más profundidad el valor de la humanidad, a pesar de nuestra corrupción.
Las secuencias de acción son fantásticas, pero en última instancia, para mí fueron secundarias. Lo que es memorable acerca de esta versión de la Mujer Maravilla es que las mujeres y los hombres tienen algo que ofrecer por el bien mayor, y que ayudarse unos a otros solo los hace más fuertes.