CUANDO DIOS HABLA

Sera posible que Dios le haya estado hablando y usted no percibiera que era la voz de el? Tal vez Dios le hablo a traves de una impresion en su espiritu, un pasaje biblico o mediante un sueno profetico. 

Todas esas posibilidades pueden darse, conforme Dios continue hablando hoy de muchas maneras diferentes. Por ser creados para tener comunion con Dios es que podemos escuchar su voz, conocer su corazon y entender lo que desea para nuestra vida. 

Cuando Dios habla, de Chuck D. Pierce y Rebecca Wagner Sytsema, muestra como recibir la Palabra de Dios, interpretar los suenos y las visiones, y actuar segun lo discernido, para finalmente lograr el destino que Dios tiene para usted.

PROTEGE TU CASA DEL MAL


Ciérrale la puerta a las tinieblas y ábresela a Dios 


Aprende cómo liberar tu casa de objetos destructivos y oscuridad espiritual para crear una fortaleza de amor y de luz para tu familia. Muchos cristianos ignoran por completo la manera en que el enemigo ha logrado entrar a sus hogares a través de lo que poseen. 

Este libro práctico y fácil de leer te muestra cómo orar por tu hogar para cerrarle la puerta al diablo y experimentar una vida espiritual más abundante. 

¡Con Protege tu casa del mal te encuentras diez pasos más cerca de traer libertad y seguridad en Cristo a tu familia!

ES HORA DE VENCER AL ENEMIGO


¡Sus batallas espirituales son ahora! Los tiempos están cambiando. Está ocurriendo una transición histórica en la iglesia de hoy día. Es posible que el Pueblo de Dios se pueda confundir y perder el camino. Debemos recordar que el Cuerpo está llamado a ser cabeza y no cola.


Con numerosas revelaciones proféticas sobre la nueva temporada que Dios está comenzando para las generaciones presentes y futuras, este libro le ayudará a:


Ser liberado de los traumas, las pérdidas y el dolor vivido.


Ir a un nuevo nivel de libertad y victoria.


Entrar en la nueva temporada y los tiempos que Dios tiene para usted.


Entender y conocer las artimañas de su enemigo.


Comprender qué es la irritación y cómo romper sus garras.


Dios reconcilia nuestro pasado de manera que el presente le abra paso a nuestro futuro. Sus derrotas del pasado se convertirán en las victorias y los triunfos para la siguiente temporada.