domingo, 3 de julio de 2011

SODOMA Y GOMORRA

SODOMA Y GOMORRA. Ningún rastro de Sodoma y Gomorra ha sido hallado; pero se cree que el sitio está en el área ahora sumergida bajo las aguas del mar Muerto, al sur de la península el-Lisan ("la lengua"). Esta área era indudablemente conocida como el valle de Sidim, originalmente una fértil llanura irrigada por 5 arroyos, los que ahora fluyen desde el oriente y el sureste hasta esta parte del mar Muerto. Esto está implicado en la explicación, "el valle de Sidim, que es el mar Salado" (Génesis 14:3).

Alrededor de 8 km. desde la ribera del mar Muerto en una elevación de ciento cincuenta y dos mts., al sureste de la península Lisan está Bad ed-Drá, la cual sirvió como un lugar santo para los habitantes del área. La cerámica indica que el sitio fue frecuentado desde 2300 hasta 1900 a. de C. Esto parece indicar que Sodoma y Gomorra fueron destruidas sobre el 1900 a. de C., durante el tiempo de la vida de Abraham. Desde la vecina Hebrón, Abraham miró en dirección a Sodoma y Gomorra y vio "el humo que subía de la tierra como el humo de un horno".

Josefo declara que el mar Muerto se extendía desde Jericó hasta Zoar (B. J., IV. viii. 4). El historiador cristiano del siglo IV, Eusebio, confirma la declaración de Josefo y añade que había una guarnición romana en el lugar. También, el mapa de mosaicos que se encontró en una iglesia griega de Medeba, que data del siglo V o VI, situa a Zoar en el ángulo sudeste del mar Muerto.

En 1924 una expedición del Seminario Teológico Pittsbugh-Xenia y de las Escuelas Americanas de Investigación Oriental, encabezada por los doctores Albright y Kyle, exploró el territorio al extremo sur del mar Muerto, para determinar los sitios de Sodoma, Gomorra y Zoar. Esta expedición encontró las ruinas de Zoar de los periodos árabe y bizantino, pero los miembros de la expedición pensaron que el emplazamiento de la Zoar más antigua había sido sumergida por la subida constante del mar Muerto.

Jebel Usdum (monte Sodoma), que es una montaña de sal cristalina de 8 km. de largo y 91 mt. de altura, es denominada así por la creencia de que Sodoma estaba ubicada cerca de allí. El doctor G. Adam Smith comenta sobre las ruinas de Sodoma y Gomorra lo siguiente:

"Aquí tuvo lugar la escena del juicio más terrible del pecado humano. El resplandor de Sodoma y Gomorra se refleja a todo lo largo de la historia de las Escrituras. Esta es la pauta popular del juicio del pecado. La historia se cuenta en Génesis, es aplicada en Deuteronomio y en Lamentaciones, y por Amós, por Isaías, por Jeremías, por Ezequiel y por Sofonías. Nuestro Señor la emplea más de una vez como ilustración del juicio con que Él amenaza a las ciudades donde se predica en vano la Palabra, y sentimos que la llama quema nuestras propias mejillas. Pablo, Pedro y Judas hacen mención de este acontecimiento. El el Apocalipsis la ciudad del pecado es llamada espiritualmente, Sodoma. Aunque el fulgor de esta catastrofe aún quema, las ruinas que ésta dejó han desaparecido".

El mismo Jesús cita estas ciudades cuando elige alos doce apóstoles y les indica su misión:

"A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones diciendo: «Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y yendo, predicad, diciendo: "El reino de los cielos se ha acercado". Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. No llevéis oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón, porque el obrero es digno de su alimento. Pero en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos de quién en ella es digno y quedaos allí hasta que salgáis. Al entrar en la casa, saludad. Y si la casa es digna, vuestra paz vendrá sobre ella; pero si no es digna, vuestra paz se volverá a vosotros. Si alguien no os recibe ni oye vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad y sacudid el polvo de vuestros pies. De cierto os digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y de Gomorra que para aquella ciudad" (Mateo 10:5-15, 11:24; Lucas 10:12, 17:29. Cf. Romanos 9:29; 2 Pedro 2:6; Judas 1:7 y Apocalipsis 11:8).

Previous Post Next Post Back to Top