CUANDO LA GENTE ES GRANDE Y DIOS ES PEQUEÑO

Edward Welch analiza uno de los mayores problemas de la sociedad y también de la Iglesia. Este problema tiene que ver con nuestra identidad, como esta se desarrolla y evoluciona en una persona saludable o inestable. Resumiendo, la cuestión es si estamos estableciendo nuestra identidad en Dios o no. Si nuestra identidad depende de alguna otra realidad salvo Dios, no solo es enteramente pecado, sino que producirá decepción y a veces depresión severa. Este libro nos asistirá en cómo ser cristianos saludables.
Frente a la cada vez mayor invasión de etiquetas psicológicas a los problemas de la gente, Edward Welch analiza bíblicamente los motivos que nos hacen ceder ante las exigencias de los demás. Él propone que ‘el temor al hombre’ es la descripción bíblica a los problemas bautizados por la psicología actual, y que, por tanto, es el temor a Dios lo que debe gobernar nuestra conducta hacia los demás.
Este libro es de singular utilidad personal, pues ofrece una serie de pasos concretos para vencer nuestro temor al hombre y desarrollar un sano temor a Dios que nos permita amar a la gente sin dejar que nuestras agendas sean gobernadas por otros. Asimismo, el autor analiza la perspectiva de las necesidades percibidas y define lo que verdaderamente necesitamos como creyentes. 


0 comentarios: