ABUSO CONYUGAL


Usted no tiene que desperdiciar el dolor de su abuso con más negaciones o tolerancia pasiva de la conducta ilegal e impía de su esposo. Hay ayuda para los que aprenden a responder de una manera cristiana y bíblica cuando la violencia llega al hogar.


¿Cómo se define el abuso conyugal?

El abuso conyugal es el mal uso del poder y el control. Es un intento de coaccionar y controlar al cónyuge a través de medios físicos y no físicos. Entre los ejemplos físicos específicos se pueden citar bofetadas, arañazos, mordidas, patadas, empujones, ahogos, golpes, asalto sexual, puñaladas y disparos.
Ejemplos de intentos no físicos de intimidar y controlar serían un andanada constante de insultos, intención de que la otra persona se sienta culpable, humillaciones, críticas y amenazas.
Los cónyuges abusivos también pueden dominar limitando la conducta y amistades de sus esposas(os), aplicándoles el tratamiento del silencio, imponiendo restricciones económicas estrictas, o rompiendo objetos que para sus cónyuges son muy queridos.

DESCARGUE EL SIGUIENTE ESTUDIO, ESPERO LE SEA DE BENDICION

0 comentarios: