COMO PREVENIR EL ABUSO SEXUAL


La violencia sexual es una de las prácticas más frecuentes de la violencia que reciben las mujeres y que menos se denuncia a nivel mundial.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia define la violencia sexual como cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la víctima y que, por tanto, atenta contra su libertad, dignidad e integridad física. Es una expresión de abuso de poder que implica la supremacía masculina sobre la mujer, al denigrarla y concebirla como objeto.
Los abusos sexuales en la familia constituyen una de las formas de violencia más secretas y donde las víctimas han tenido menos defensa.
La prevención y la protección están íntimamente relacionadas. Por el ello es indispensable que padres y madres de familia protejan a niñas, niños y adolescentes de un daño que puede lesionar su cuerpo, su salud emocional y mental.
El Instituto Chihuahuense de la Mujer como parte de sus acciones de prevención de la violencia de género recomienda que las medidas de prevención de abuso sexual en niñas y niños deben comenzar a edad temprana, e irse adaptando con el paso del tiempo de acuerdo a la madurez de las y los infantes.
Las siguientes sugerencias ayudaran a abordar el tema con hijas e hijos de acuerdo a la edad:
· 18 meses. Enseñar al niño o niña los nombres apropiados de las partes del cuerpo incluidos los genitales.


· 3- 5 años. Enseñarles cuáles son las “partes privadas” del cuerpo y a decir NO a cualquier cosa que le desagrade o asuste. Nadie debe tocarlo o mirarlo de una forma desagradable. Deles la confianza para que pueda comentar y preguntar cualquier cuestión relacionada con el tema.


· 5-8 años. Hable con niñas y niños de la existencia de abusos sexuales y de cómo se producen. Explique la diferencia entre buenos y malos cariños. Es recomendable alentarles a conversar sobre las experiencias que les hayan atemorizado. Dígales que los abusos sexuales son delitos.

· 8- 12 años. Enséñeles seguridad personal. Explique las formas en que las personas que agreden tratan de asustar y amenazar para que guarden el abuso en secreto. Indíqueles que nunca deben de guardar ese tipo de secretos aunque se los pidan o los amenacen.


· 13-18 años. Converse con ellas y ellos sobre los delitos sexuales, la violación, las enfermedades sexuales y el embarazo no deseado. Es importante que dedique tiempo para hablar con ellos y mantener la confianza y la comunicación. La fuerza física a menudo no es necesaria para comprometer a una persona menor de edad en un acto sexual. Muchos menores pueden hacer lo que se les pide para obtener aprobación y afecto si no lo tienen en su familia.


¿Qué hacer ante una situación de violencia sexual?

· Hable con alguna persona de su confianza que sepa que la respetará.
· Recuerde que quedarse con el problema, no le ayudará a resolverlo.
· Busque servicios especializados de ayuda, acuda al que considere más conveniente.
· Tenga presente que los problemas no se resuelven con el tiempo, incluso pueden hacerse más graves.

0 comentarios: